Noticias jurídicas

Separaciones y divorcios: cómo gestionarlo correctamente

Enfrentarse a una ruptura de pareja es muy complicado, sobre todo si hay hijos en común. Por este motivo es tan importante contar con la ayuda y el asesoramiento de abogados matrimonialistas, que presten un servicio 100% personalizado y que orienten a los cónyuges en cada fase del proceso. Una de las primeras cosas que hay que tener claras es que una separación y un divorcio no son lo mismo.

Actualmente no hace falta alegar ninguna causa para solicitar la separación o el divorcio. El único requisito legal es que los cónyuges lleven al menos tres meses casados, siempre y cuando no exista riesgo para la vida, la integridad moral, física o sexual de alguna de las partes, o de los hijos.

Separación y divorcio: ¿En qué se diferencian?

La separación conlleva el cese de la convivencia de ambos cónyuges, mientras que el divorcio va un paso más allá y, además del cese de la convivencia, supone la disolución del vínculo matrimonial. En ambos casos se producen una serie de consecuencias tanto personales como patrimoniales.

Por lo tanto, en el caso de la separación, no se disuelve el vínculo del matrimonio, de forma que los cónyuges no pueden volver a casarse. Para que la separación sea legal, es necesario que exista una sentencia que fije determinadas medidas.

En lo que respecta al divorcio, sí se disuelve el vínculo matrimonial, de forma que, una vez se haga efectivo, los cónyuges sí pueden volver a casarse, pero no por la Iglesia. Para poder volver a contraer matrimonio por la vía religiosa tendrían que solicitar la nulidad eclesiástica.

Hay tres cosas que la separación y el divorcio tienen en común: se cesa la convivencia, se disuelve el régimen económico del matrimonio y hay que establecer una serie de medidas en relación con los hijos: guarda y custodia, pensión de alimentos...

Tanto la separación como el divorcio se pueden llevar a cabo de mutuo acuerdo o de forma contenciosa.

De mutuo acuerdo

Si los cónyuges se separan o se divorcian de manera amistosa, ambos comparten abogado, quien se encarga de redactar el convenio regulador. Es el documento en el que acuerdan las consecuencias personales y patrimoniales: custodia de los hijos, uso de la vivienda familiar, pensión de alimentos…

Una vez redactado, los cónyuges, acompañados de su abogado y procurador, presentan ante el Juez el convenio regulador y la demanda de separación o divorcio. En este caso, el Juez simplemente tiene que aprobar el convenio y dictar sentencia. Es la vía más rápida, sencilla y económica.

Procedimiento contencioso

Hay ocasiones en las que los cónyuges son incapaces de llegar a un acuerdo. Cuando el procedimiento es contencioso, cada uno debe tener su propio abogado y procurador.

La principal diferencia con respecto a la separación o divorcio de mutuo acuerdo es que es el Juez quien fija las medidas que van a regir la nueva situación de las partes.

Antes de comenzar el procedimiento contencioso es recomendable recurrir a la mediación familiar. Se trata de una herramienta extrajudicial cuyo objetivo es alcanzar acuerdos entre los cónyuges para evitar llegar a juicio.

No hay una respuesta universal sobre si es mejor la separación o el divorcio porque depende de la situación de cada pareja. Lo más importante es tener claro que el divorcio implica la disolución del vínculo matrimonial, de forma que los cónyuges pueden volver a casarse en un futuro.

En cualquier caso, es fundamental recibir asesoramiento profesional. Nosotros somos un despacho de abogados especializado en divorcios y separaciones en el que te ofrecemos un servicio de la mejor calidad y un trato cercano y personal. Para cualquier tipo de consulta, puedes ponerte en contacto con nosotros.

 

 

 



No Comments

You need to login to comment.

Te llamamos

Escribe tu teléfono y un abogado se pondrá en contacto contigo dentro del horario de atención al público del despacho.
Espere por favor...

Artículos Jurídicos

No te pierdas nuestros artículos jurídicos en los que nuestro equipo plasma por escrito su opinión sobre temas jurídicos.

Ver artículos