¿Cómo divorciarse? Abogados matrimonialistas especialistas en divorcios

Te llamamos

En qué consiste la demanda de divorcio

Actualmente no es necesario separarse de forma previa a la presentación de una demanda de divorcio. Además, los cónyuges no tienen que presentar y demostrar causas de divorcio. El único requisito es que lleven al menos tres meses casados.

La demanda de divorcio se define como el documento escrito mediante el cual se inicia el procedimiento de divorcio de mutuo acuerdo entre los cónyuges. Debe estar firmada por abogado y procurador. Siempre que sea posible, lo más recomendable es presentar la demanda de divorcio de mutuo acuerdo.

En España se presentan dos modalidades para divorciarse. Por un lado, el divorcio contencioso, para aquellas parejas que no pueden dejar a un lado sus diferencias y no son capaces de llegar a un acuerdo. Y, por otro lado, el divorcio de mutuo acuerdo, más sencillo y menos traumático.

Por supuesto, tanto uno como otro debe contar siempre con la orientación jurídica de abogados matrimonialistas, especialistas en divorcios que gracias a su experiencia pueden ahorrarnos muchos disgustos y garantizar que todo el procedimiento sea correcto para ambas partes.En España se presentan dos modalidades para divorciarse. Por un lado, el divorcio contencioso, para aquellas parejas que no pueden dejar a un lado sus diferencias y no son capaces de llegar a un acuerdo. Y, por otro lado, el divorcio de mutuo acuerdo, más sencillo y menos traumático.

La demanda de divorcio de mutuo acuerdo se presenta cuando ambos cónyuges lo solicitan. También puede solicitarlo uno de ellos con el consentimiento del otro. Esta demanda debe ir acompañada de un convenio regulador, un documento que contiene todos los pactos alcanzados y que regularán los aspectos tanto patrimoniales como personales.

En cuanto a la demanda de divorcio contencioso, se presenta cuando no existe mutuo acuerdo, y por uno sólo de los cónyuges; el otro se limita a contestar la demanda. Poner fin a un matrimonio no es en absoluto sencillo. Sin embargo, un divorcio en España amistoso ofrece un amplio abanico de ventajas con respecto al contencioso.

Divorcio de mutuo acuerdo VS divorcio contencioso

Poner fin a un matrimonio no es en absoluto sencillo. Sin embargo, un divorcio en España amistoso ofrece un amplio abanico de ventajas con respecto al contencioso. En el contencioso es el Juez quien decide las medidas que van a regir la ruptura del matrimonio. Mientras, en el de mutuo acuerdo, ambos cónyuges pueden reflejar dichas medidas en un documento que recibe el nombre de Convenio Regulador.

Te llamamos

De mutuo acuerdo

Aunque el divorcio se resuelva de mutuo acuerdo, siempre bueno tener en cuenta la experiencia y opinión de los especialistas en divorcios. Para garantizar que en todo momento se llevan a cabo las acciones de forma correcta. Cómo divorciarse siempre puede resultar complejo, y por tanto el seguimiento de los abogados matrimonialistas es del todo clave.

Si los cónyuges se muestran de acuerdo, el primer paso en el proceso es la redacción de la demanda de divorcio y del convenio regulador por parte del abogado. A continuación, se presenta ante el Juzgado, dando así inicio al procedimiento judicial.

Si no existen hijos menores no emancipados fruto del matrimonio, el Letrado de la Administración de Justicia es quien estudia el acuerdo regulador para verificar que no hay pactos contrarios a la ley o perjudiciales para alguno de los cónyuges. Si hay hijos menores, la Fiscalía es la responsable de analizar el acuerdo para comprobar que no existe ningún pacto perjudicial para ellos. Una vez ratificado el convenio, el Juez dicta sentencia.

Cuando los cónyuges no tienen hijos menores de edad, pueden tramitar el divorcio ante Notario. Es un procedimiento más sencillo y rápido que el judicial. El abogado presenta el convenio regulador en la Notaría, junto con la escritura de divorcio. El Notario vigila que no hay ningún acuerdo perjudicial para los cónyuges. Una vez verificado, el Juez aprueba el convenio regulador.

En el convenio regulador se recogen todos los efectos que los cónyuges desean que se deriven de su divorcio: guarda y custodia de los hijos, pensión alimenticia, uso de la vivienda familiar, reparto de las cargas económicas… Los abogados de divorcios especializados asisten a ambas partes sobre todas las medidas, tanto en el principio de todo el proceso como en la sentencia de divorcio.

Contencioso

El divorcio de mutuo acuerdo es una modalidad mucho más favorable que el divorcio contencioso. Por lo tanto, si una pareja no consigue ponerse de acuerdo, lo mejor es que se ponga en manos de un mediador antes de acudir a los abogados expertos en divorcios. Sin embargo, hay determinadas situaciones que impiden que los cónyuges alcancen un acuerdo, y es necesario comenzar un proceso contencioso con la asistencia de un especialista en divorcios. Uno solo de los cónyuges es quien debe presentar la demanda, sin ningún tipo de convenio regulador.

En la demanda deben aparecer recogidas todas las medidas a adoptar sobre las pensiones de alimentos, el uso de la vivienda, la guarda y custodia de los hijos, la liquidación del régimen económico del matrimonio, y otras peticiones. El otro cónyuge tiene un plazo de 20 días para contestar a la demanda. Puede o bien dar su conformidad a lo solicitado por su ex-pareja o, por el contrario, mostrarse disconforme.

Una vez respondida la demanda, se cita a ambas partes a un juicio oral, en el que se presentan las pruebas oportunas en relación a las medidas solicitadas. El Juez es quien revisa las pruebas y, si hay hijos menores, también el Fiscal. Después de celebrarse el Juicio, el Juez dicta sentencia, acordando cuáles son las medidas.

Te llamamos

Cómo elegir abogados matrimonialistas

Uno de los aspectos más importantes sobre cómo tramitar un divorcio tiene que ver con la correcta elección de abogados para divorcios. Tanto si se trata de una separación o divorcio, debes siempre tener en cuenta que los abogados matrimonialistas te garantizan que todo el proceso de separación matrimonial se haga acorde a las leyes vigentes.

Lo primero y más importante es acudir a especialistas en divorcios que conozcan todos los procedimientos del divorcio en España. Para un divorcio, tanto si es contencioso como de mutuo acuerdo, se hace necesario contar con un abogado matrimonialista.

Especialistas en divorcios: la mejor garantía

Por supuesto, la empatía es crucial. El abogado debe ser capaz de comprender las necesidades presentes y futuras de su cliente, así como las de la otra parte. Teniendo en cuenta que el divorcio es un trámite complicado, las habilidades comunicativas también son relevantes. El abogado debe ser capaz de negociar con solvencia para así evitar malentendidos y facilitar en la medida de lo posible el intercambio de opiniones.

En asuntos tan delicados como un divorcio, sobre todo si es contencioso, la confianza es clave. El cliente debe darle al letrado toda la información necesaria para que defienda sus intereses.

Aunque durante el proceso de decisión el presupuesto es uno de los aspectos más relevantes, lo cierto es que no lo es todo. Un divorcio requiere de mucha dedicación, de forma que es fundamental tener en cuenta otros aspectos más allá del precio: experiencia, grado de especialización...

Te llamamos

Divorcio con hijos: custodia de los hijos

De nuevo, la mejor manera de gestión con divorcio con hijos es tener en cuenta las recomendaciones de los abogados matrimonialistas, con experiencia y que sepan todos los procedimientos a seguir.

Cuando los cónyuges tienen hijos menores en común, uno de los apartados más relevantes en la demanda de divorcio es la de la guarda y custodia de los hijos. En España se contemplan cuatro tipos de divorcio con hijos.

  • Guarda y custodia monoparental: es la más habitual de todas. En este caso, uno de los progenitores, denominado progenitor custodio, se encarga del cuidado de los menores. El progenitor que no tiene consigo a los hijos, el progenitor no custodio, goza del derecho de visita, estancia y comunicación. En la sentencia se refleja el régimen de visitas.
  • Guarda y custodia compartida: en este régimen, ambos progenitores cuidan de los menores por periodos alternos, generalmente quincenas o meses. En este caso la atribución del uso de la vivienda habitual se decide valorando el interés del menor.
  • Guarda y custodia partida: si el matrimonio tiene dos o más hijos, el Juez puede atribuir la custodia de unos hijos a un progenitor y la custodia del resto de los hijos al otro progenitor.
  • Guarda y custodia dada a un tercero: cuando existan circunstancias extraordinarias que impidan otorgar la custodia de los hijos a los progenitores, se puede atribuir a terceros, generalmente parientes cercanos. En caso de no ser posible una institución se puede ocupar de los menores.

Divorcio express

El divorcio express es un procedimiento muy rápido y sencillo, que permite a los cónyuges divorciarse sin necesidad de intermediación judicial. En este caso es imprescindible que el divorcio sea de mutuo acuerdo y, por lo tanto, se presente un convenio regulador. Además, deben llevar tres meses casados y no tener hijos menores de edad. Un solo despacho de abogados se encarga de asistir a ambos cónyuges

El Notario es quien comprueba que todos los acuerdos alcanzados en el convenio regulador se ajustan a la normativa vigente y, en caso de ser necesario, solicitará la modificación de medidas. De no realizarse, la vía del divorcio express quedará cerrada, de manera que el matrimonio tendrá que iniciar un procedimiento judicial, presentando demanda de divorcio.

Te llamamos

Cuando los cónyuges deciden iniciar un proceso de divorcio surgen múltiples dudas, como por ejemplo cuáles son los pasos para divorciarse o cuál es la documentación a presentar.

Siempre se debe acudir a los especialistas en divorcios, que te garantizaran una asistencia jurídica esencial para no perderse en todo el proceso judicial. Los abogados matrimonialistas suelen ser uno de los actores más importantes en cualquier divorcio, porque garantizan la igualdad y la seguridad jurídica de todas las partes.

Cómo divorciarse no es algo fácil, por eso, una de las primeras cuestiones que deben plantearse es si deciden divorciarse de mutuo acuerdo (la opción más aconsejable), o, por el contrario, quieren un divorcio contencioso. Por supuesto, durante este proceso es imprescindible contar con los servicios de un buen abogado matrimonialista, experto en Derecho de Familia.

Si los cónyuges se divorcian de mutuo acuerdo, en el proceso judicial ambos podrán estar representados por un único procurador y asistidos un solo abogado. Si no tienen hijos menores, también pueden divorciarse siguiendo ante Notario. En este caso no es necesaria la intervención del procurador

En cambio, si se trata de un divorcio contencioso, cada cónyuge debe estar representado por un procurador y asistido por un abogado.

La documentación necesaria para comenzar el proceso de divorcio, en cualquiera de las dos modalidades es la siguiente: certificado de matrimonio, certificado de empadronamiento, certificado de nacimiento de los hijos, certificados bancarios y documentos de propiedades bienes inmuebles y muebles.

Contáctanos sin ningún compromiso

Nuestros abogados analizarán y estudiarán al detalle tu situación para darte la solución y el asesoramiento que necesitas.

Contactar