3 maneras de evitar un desahucio con un abogado experto

Si tienes un piso alquilado y tu inquilino no te paga el alquiler, lo primero que debes hacer es contratar a un abogado experto. Hay diferentes soluciones antes de presentar la demanda de desahucio por impago del alquiler, pero es importante que estés asesorado desde el principio para cumplir con la normativa vigente.

En el momento de alquilar el inmueble, es fundamental que tengas claros todos y cada uno de los puntos del contrato de arrendamiento, sobre todo en lo que respecta al tiempo y la forma de pago de la renta. De esta manera, según lo especificado en el contrato, como propietario y arrendador tienes derecho a reclamar los pagos atrasados y a desalojar al inquilino.

Aunque depende de un gran número de factores, en la mayor parte de los casos el proceso de desahucio por impago del alquiler se demora al menos seis meses. Además, la demanda solo te garantiza el hecho de recuperar el inmueble. Sin embargo, puede darse el caso de que a la fecha del desalojo del inquilino, éste no haya pagado la cantidad adeudada. De ser así, deberás iniciar un nuevo proceso presentando una demanda por vía ejecutiva.

Por lo tanto, es muy recomendable que contrates a un abogado experto y hagas todo lo que esté en tu mano para evitar el desahucio.

 

Vía amistosa

Del mismo modo que en cualquier otro ámbito de la vida, lo mejor es tratar de llegar a un acuerdo amistoso con el inquilino. Puede que esté atravesando una mala situación económica porque, por ejemplo, se ha quedado sin trabajo. Debes ser un poco flexible y plantearle alguna solución, como reducir la renta durante un tiempo y que, una vez encuentre un nuevo empleo, lo compense.

 

Burofax por impago de alquiler

Una vez has reclamado al inquilino que te pague el alquiler hablando con él o por WhatsApp, por ejemplo, y éste sigue sin cumplir con su obligación, es el momento de proceder con el burofax por impago del alquiler. Debes enviarlo con copia certificada y acuse de recibo para que tenga peso legal.

De esta manera, además de reclamar la cantidad adeudada de una forma seria, también evitas que, en caso de que la situación acabe en demanda, el inquilino pueda acogerse a la enervación.

Cuando el propietario presenta una demanda de desahucio por impago del alquiler, el inquilino puede enervar la acción. Es decir, una vez recibida la notificación de la demanda, paga la totalidad de la deuda y puede seguir viviendo en el inmueble, aunque el propietario se oponga. Cabe destacar que el inquilino únicamente puede acogerse a la enervación una sola vez mientras el contrato de alquiler esté en vigor.

Sin embargo, si le envías un burofax, y no paga toda la deuda en el plazo de 30 días, pierde el derecho a enervar. Por lo tanto, si finalmente tienes que presentar la demanda de desahucio, el juez procederá con el lanzamiento sin que el inquilino pueda hacer nada para evitarlo.

 

Demanda de desahucio por impago del alquiler

Si el inquilino hace caso omiso al burofax, la única solución es presentar una demanda de desahucio por impago del alquiler, que debe ir firmada por abogado y procurador. Una vez notificada al inquilino, éste tiene la posibilidad de pagar la renta adeudada y entregar la posesión del inmueble.

Al haber enviado el burofax, no tiene la posibilidad de pagar la cantidad adeudada en el plazo de 10 días y seguir ocupando el inmueble.

Claro que también puede oponerse al desahucio, en cuyo caso debería celebrarse un juicio en la fecha señalada.

Completa el formulario y un abogado especialista atenderá tus necesidades.

Comparte

Publicaciones recientes​

Completa el formulario y un abogado especialista atenderá tus necesidades.

Te llamamos