como divorciarse

4 ideas claras para afrontar un divorcio

En base a la ciencia jurídica, en España se diferencian dos tipos de divorcio: de mutuo acuerdo y contencioso. Cada uno tiene sus propios trámites y tiempos, y en ambos se establece que el único requisito es que los cónyuges lleven al menos tres meses casados. A continuación, hemos seleccionado los principales conceptos que hay que tener claros para afrontar un divorcio.

Separación y divorcio

Lo primero y más importante es conocer cuáles son las diferencias entre separación y divorcio. Con el divorcio se disuelve el vínculo matrimonial, mientras que con la separación no. Ahora bien, en ambos casos debe haber una sentencia judicial.

El divorcio sí implica la disolución del vínculo del matrimonio, por lo que sus efectos son más amplios que los de la separación. Los cónyuges, una vez divorciados, pueden volver a contraer matrimonio por la vía civil.

Tanto la separación como el divorcio conllevan el cese de la convivencia. En ambos casos se liquida el régimen económico matrimonial y se hace el reparto en función de la fórmula que rigiese el matrimonio.

Convenio regulador

Cuando el divorcio es de mutuo acuerdo, a la demanda de divorcio hay que adjuntar el convenio regulador. Es un documento que los cónyuges deben elaborar asistidos por su abogado, en el que se regulan todas las medidas relativas al divorcio: pensión compensatoria, reparto de bienes, uso de la vivienda familiar…

Una vez redactado y acordado el convenio regulador, se presenta junto con la demanda. Si hay hijos menores fruto del matrimonio, el proceso de divorcio se debe llevar a cabo por la vía judicial, aunque el divorcio sea amistoso. En este caso, el juez cita a los cónyuges para que ratifiquen el convenio para su posterior aprobación. Además, el Ministerio Fiscal debe personarse para velar por el bienestar de los menores.

Patria potestad y custodia

En un proceso de divorcio hay que saber la diferencia entre patria potestad y guarda y custodia. La patria potestad es el conjunto de derechos y obligaciones que tienen los padres en relación a sus hijos, como la asistencia sanitaria, la educación y la administración de los bienes. Mientras, la guarda y custodia engloba el conjunto de decisiones ordinarias en relación con la convivencia con los hijos.

En España, los tipos de guarda y custodia más comunes son:

  • Monoparental: la custodia de los menores se le atribuye a uno de los progenitores, que recibe el nombre de progenitor custodio. En este caso, en el convenio regulador se fija el derecho de visita, estancia y comunicación del progenitor no custodio.
  • Compartida: ambos progenitores pueden convivir con los hijos por periodos alternos a acordar entre las partes. Puede ser con domicilio fijo o rotatorio de los hijos.

Divorcio express

El divorcio express es una de las modalidades de divorcio amistoso que existen, y su principal característica es que se lleva a cabo mediante notario, sin necesidad de recurrir a la vía judicial. La Ley 15/2005 de Jurisdicción Voluntaria introdujo el divorcio express en el ordenamiento jurídico.

En base a la normativa vigente, deben haber transcurrido como mínimo tres meses desde el enlace matrimonial para que los cónyuges se puedan divorciar. Además, para poder optar por la vía del divorcio express la disolución del vínculo matrimonial debe ser de mutuo acuerdo, aportar un convenio regulador, residir en España y no tener hijos menores de edad no emancipados o con la capacidad modificada judicialmente.

Por lo tanto, si el matrimonio tiene hijos menores no emancipados o con la capacidad modificada judicialmente, puede divorciarse de mutuo acuerdo, pero deben hacerlo con la intermediación judicial. Tienen que acudir a los tribunales.

Completa el formulario y un abogado especialista atenderá tus necesidades.

Comparte

Publicaciones recientes​

Completa el formulario y un abogado especialista atenderá tus necesidades.

Te llamamos