Beneficios de contar con un procurador a nivel nacional

Dentro de todos los trámites judiciales que existen, algunos requieren de una especial representación procesal por lo que se hace fundamental y esencial, contar con la labor de un procurador que esté especializado en el funcionamiento de los diferentes órganos jurídicos, tramitaciones y gestiones.

La figura del procurador no es solo aquella que se encarga de realizar los trámites judiciales, sino también, son los responsables de otras muchas labores esenciales para el letrado y el cliente representado:

  • Asesoramiento en materia procesal disminuyendo y eliminando los errores en los procedimientos judiciales.
  • Responsabilidad y gestión de los trámites de cada procedimiento.
  • Representante ante los tribunales, además de canal único de comunicación entre estos el letrado y el representado.
  • Realización de escritos, documentos, edictos para los juzgados.
  • Seguimiento de los procesos judiciales para velar por el cumplimiento de plazos.
  • Responsable del pago de tasas judiciales.

Pero contar con un procurador a nivel nacional supone también tener a tu disposición a un profesional del derecho que se encargará de la representación procesal de las partes en litigio ante los juzgados y tribunales y que nos informará, de manera directa, y facilitará la resolución de cualquier procedimiento.

Por su parte, la presencia del procurador a nivel nacional será esencial en aquellos procesos que como letrado lleves en materia civil, penal, social o laboral y contencioso administrativo. En aquellos casos en los que no es obligatorio contar con la figura de un procurador, sí es conveniente remarcar que es altamente recomendable contar con su trabajo ya que facilita la resolución de las cuestiones jurídicas más complejas.

Si como abogado estas sopesando la necesidad de contratar a un procurador a nivel nacional, otro aspecto relevante que tienes que conocer, es que sus honorarios serán a cargo del cliente y que estos están sujetos a los aranceles regulados por el Real Decreto 1373/2003 de 7 de noviembre. En él se establecen los honorarios máximos y mínimos, permitiendo al procurador un pequeño margen de negociación del 12% respecto a las cantidades establecidas oficialmente.

La presencia de un procurador a nivel nacional aporta confianza, seguridad y agilidad al proceso judicial, algo muy solicitado en todos los casos, además de la garantía de que el cliente recibirá una atención personalizada, pues actúa como puente de comunicación entre el juzgado, él y el letrado.

Desde PlusLegal te recomendamos que cuentes con los servicios profesionales de especialistas. Además de ofrecerte una cobertura nacional y un seguimiento minucioso de cada caso, te mantiene un contacto estrecho con el letrado garantizando el cumplimiento de los plazos, escritos y vencimientos.

Completa el formulario y un abogado especialista atenderá tus necesidades.

Comparte

Publicaciones recientes​

Completa el formulario y un abogado especialista atenderá tus necesidades.

Te llamamos