Divorcios con hijos en tiempos de COVID

Según la Asociación Española de Abogados de Familia (AEAFA), el número de divorcios y separaciones aumentó en gran medida en verano de 2020 tras el confinamiento por el Estado de Alarma. Los psicólogos explican que el hecho de estar encerrados en casa las 24 horas del día enfrentó a muchas personas a una realidad de la que hasta entonces ni siquiera habían sido conscientes. Antes del confinamiento llevaban un ritmo de vida frenético en el que el contacto con la pareja era muy escaso, y se reducía a momentos de ocio como el fin de semana. Pero desde que se decretó el Estado de Alarma el 14 de marzo de 2020 la convivencia pasó a ser real y continua, de forma que las diferencias que ya existían empezaron a salir a la luz.

Detrás de la mayor parte de los divorcios y las separaciones hay menores que sufren. Cuando una pareja decide separarse es porque lleva un tiempo con problemas y ambos han valorado esta opción, de forma que han tenido tiempo para asimilar la situación. Pero para los niños es un shock para el que no están preparados. Aunque muchas veces no se le da la importancia que tiene, la forma en la que los progenitores comunican a sus hijos la decisión que han tomado va a marcar en gran parte cómo van a reaccionar.

Es fundamental explicarles de forma sencilla, clara y directa lo que va a pasar. Por supuesto, hay que hacerlo adaptando la explicación a su edad. La gran mayoría de niños plantean preguntas como “¿Es que ya no os queréis?” o “¿Dónde voy a vivir?”, así que es importante tener respuestas preparadas. Lo más importante de todo es hacerles entender que la separación o el divorcio de sus padres no tiene nada que ver con ellos ya que, sobre todo cuando son pequeños, suelen pensar que es así.

La sinceridad es clave, y hay que evitar dar falsas esperanzas a los hijos si realmente no las hay. La paciencia y el cariño son esenciales para que los niños lleven este proceso lo mejor posible. Cada uno puede reaccionar de forma distinta: llanto, aislamiento, ansiedad, agresividad… Los progenitores deben estar ahí para atender sus necesidades.

Confinamiento y régimen de visita / custodia de los hijos

Una de las principales cuestiones que se plantean muchos progenitores que están divorciados o separados en la actualidad tiene que ver con los confinamientos perimetrales. Bajo el amparo del Estado de Alarma, las comunidades autónomas pueden decretar los cierres que consideren oportunos: autonómicos, provinciales, municipales e incluso por zonas básicas de salud como es el caso de Madrid.

Vamos a poner como ejemplo un matrimonio divorciado con hijos menores de edad: uno de los progenitores reside en el municipio A y tiene la custodia monoparental y el otro progenitor vive en el municipio B y tiene un régimen de visitas establecido en la sentencia de divorcio. Si uno o ambos municipios están cerrados perimetralmente, ¿se puede desplazar para realizar las visitas? Sí, porque atender a los menores según lo establecido en la sentencia de divorcio, forma parte de las excepciones contempladas en el Decreto de los Gobiernos autonómicos para entrar y salir de zonas confinadas.

Por último, no hay que olvidar que un divorcio conflictivo puede tener consecuencias muy negativas en la salud mental de los niños, de manera que es responsabilidad de los progenitores actuar de la forma más adecuada y amistosa posible. En nuestro despacho de abogados somos especialistas en divorcios y separaciones, y podemos ayudarte en este proceso.

Completa el formulario y un abogado especialista atenderá tus necesidades.

Comparte

Publicaciones recientes​

Completa el formulario y un abogado especialista atenderá tus necesidades.

Te llamamos