El canon digital vuelve para quedarse

¿Te acuerdas del famoso canon digital de la década pasada cuando Zapatero ostentaba la presidencia del Gobierno? Tras la sentencia del Tribunal supremo y la justicia europea, que tumbaron la propuesta, seguro que creías que no volverías a oír a hablar de él, pues, desde hace unos días, vuelve a estar en boca de todos, porque la semana pasada el Consejo de Ministros dio luz verde a su aprobación. Para que estés al tanto de toda la nueva regulación, te contamos sus puntos básicos. ¡Muy atento!

¿Qué es el canon digital?

Es una tasa aplicable a los equipos electrónicos y soportes que pueden reproducir, almacenar o producir copias de cualquier tipo, como vídeos, música o imágenes. Con esta cuantía, se bonifica a los autores, en concepto de copia privada, porque cuentan con un derecho que les permite cobrar por cada copia que se haga de su obra, según recoge la Ley de Propiedad Intelectual.

¿En qué se diferencia al anterior?

La norma aprobada en la década pasada cobraba indistintamente el canon digital a todos los ciudadanos, sin tener en cuenta si eran usuarios de estos productos o no, a través de los Presupuestos Generales del Estado. Ahora, con el nuevo canon digital vuelve a la fórmula que grava a los soportes y aparatos, como móviles, CD y memorias.

¿Quién lo pagará?

El pago por la copia privada, en este nuevo modelo, recaerá en los fabricantes y distribuidores de equipos, aparatos y soportes de reproducción. Asimismo, la normativa excluirá a las personas físicas y jurídicas que justifiquen el destino profesional de los equipos y soportes. Además, también quedan fuera de la legislación las entidades pertenecientes al sector público.

¿Cuánto habrá que pagar?

Según el Real Decreto Ley, el coste por la copia privada varía dependiendo del dispositivo que se trate. Los gravámenes aprobados por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte oscilan desde los 0,021 de un DVD hasta los 6,45 euros de un disco duro multimedia externo. En cuanto a los smartphones el impuesto se sitúa en los 1,10 euros, mientras que en los reproductores portátiles o tablets los costes aumentan hasta los 3,15 euros.

¿Qué opinión tienes sobre los cambios en el canon digital? Compártela con nosotros.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Call Now ButtonLlámanos