El profesional que te puede ayudar en un desahucio

Si eres propietario de una vivienda que tienes alquilada y el inquilino no te paga la renta, debes conocer el funcionamiento del proceso de desahucio por impago de alquiler. Un proceso en el que vas a necesitar contratar los servicios de un buen abogado especializado en desahucios por impago del alquiler.

Lo primero que debes saber es que puedes presentar la demanda desde el primer mes que el arrendatario no te paga el alquiler, independientemente de la cantidad adeudada. Sin embargo, lo más recomendable es intentar llegar a un acuerdo amistoso con el inquilino. Si persiste en el impago, hay que recurrir a la vía judicial para recuperar el dinero y el uso de la propiedad.

Proceso de desahucio por impago de alquiler

Una vez contrates los servicios de un buen abogado, lo primero que va a hacer es enviar un burofax al inquilino. Se trata de un documento mediante el que tú, como propietario y arrendador del inmueble, reclamas el pago de la cantidad adeudada.

Si el inquilino hace caso omiso al burofax, una vez presentada la demanda de desahucio no puede acogerse a la enervación. Enervar el desahucio significa que el inquilino puede pagar la cantidad que te debe y continuar viviendo en el piso, aunque tú te opongas. Sin embargo, si no hace caso al requerimiento del burofax, no puede acogerse a la enervación.

La demanda de desahucio por impago de alquiler debe ir firmada por abogado y procurador, independientemente de la cantidad adeudada. Se presenta en el Juzgado de la localidad donde se encuentra el inmueble junto con una copia del contrato de arrendamiento.

El siguiente paso consiste en notificar la demanda al inquilino, que tiene un plazo de diez días para tomar alguna de las siguientes posturas:

  • Lo más común es que se oponga a la demanda para retrasar lo máximo posible el lanzamiento. Si toma esta postura, se celebra un juicio en el que el Juez dicta sentencia.
  • También puede no oponerse a la demanda, en cuyo caso el Juez te da la razón directamente mediante decreto de archivo.

A efectos prácticos, la sentencia y el decreto de archivo son lo mismo. El inquilino es condenado a ser desahuciado de la vivienda y a pagar la deuda y las costas del proceso.

Para afrontar el desahucio de tu inquilino de la mejor forma posible, es imprescindible que te pongas en manos de un buen abogado. Debe asesorarte y utilizar todos los recursos de los que disponga para agilizar el proceso. 

¿Cuánto tiempo se tarda en echar a un inquilino moroso?

Seguro que una de las cosas que más te preocupan es la del tiempo que se tarda en echar a un inquilino moroso. Aunque existen diferencias notables entre unas localidades y otras, el tiempo promedio en España oscila entre los seis y los ocho meses.

Durante este tiempo, es imprescindible que confíes en tu abogado y en el proceso judicial. Si haces alguna de estas cosas la situación podría volverse en tu contra: cambiar la cerradura, cortar los suministros, amenazar al arrendatario, vender la vivienda o no mantener el piso habitable.

Aunque el inquilino no te pague la renta, tú no puedes dejar de cumplir tus obligaciones como arrendador. En caso de no encargarte del mantenimiento del inmueble, por ejemplo, negándote a reparar un electrodoméstico, el arrendatario podría justificar el impago, lo que alargaría y complicaría el proceso.

Tampoco es legal que pongas la casa en venta ya que el inquilino tiene derecho preferente de adquisición. El hecho de no pagar el alquiler no le exime de este derecho.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Call Now ButtonLlámanos