¿Sabes cuál es la diferencia entre una condena o la libertad en el ámbito penal?

Un tratamiento especializado y profesionales expertos del caso

Benefíciate de nuestra experiencia

 

En Pluslegal conocemos la dureza de la situación que un procedimiento penal supone, nuestra experiencia nos permite y nos avala para ser garantía de la lucha por tus derechos, agilización de los trámites judiciales y consecución de los óptimos resultados para tu caso.

 

Nuestros abogados criminalistas cuentan con la más alta cualificación académica en la materia, años de experiencia y dedicación a procesos penales, estamos familiarizados en el trato con los diferentes agentes (fiscales, jueces, etc.), y una profunda vocación por ayudar a quien pasa por momentos difíciles.

 

Atendemos a las circunstancias que rodean al delito y a la persona, así como a los detalles procesales a fin de garantizarte los mejores resultados en todos los ilícitos penales, nuestra cobertura es completa en torno a cualquier situación referida al delito.

¿En qué te podemos ayudar?

 

  • Delitos contra la Salud Pública: posesión de drogas, tráfico de estupefacientes,, fabricación de sustancias, contrabando, etc.

 

  • Delitos Patrimoniales y Socio-económicos: robos, defraudaciones, daños, estafas, hurtos, societarios, extorsiones, etc.

 

  • Delitos contra las Personas: delitos sexuales, homicidios, lesiones, amenazas, coacciones, secuestros, detenciones ilegales, violencia doméstica, etc.

 

  • Delitos contra la Seguridad Vial: homicidio imprudente, alcoholemia, omisión del deber de socorro, excesos de velocidad, etc.

 

  • Delitos contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social: defraudaciones de subvenciones, ingresos irregulares, etc.

 

  • Delitos de Falsedades: falsificación de moneda, documental, tarjetas de crédito, etc.

 

  • Delitos contra la Administración Pública: prevaricación de funcionarios públicos, cohecho, malversación de fondos públicos, tráfico de influencias, etc.

 

  • Delitos contra la Administración de Justicia: encubrimiento, prevaricación, acusación y denuncia falsa, quebrantamiento de condenas, etc.

 

  • Delitos contra el Orden Público: atentados contra la autoridad y sus agentes, resistencia y desobediencia, desórdenes públicos, etc.

 

  • Delitos contra los Derechos de los Trabajadores: condiciones laborales, discriminaciones, contrataciones fraudulentas, etc.

 

  • Régimen penitenciario: pasos de grado, permisos de salida, reducción de pena, etc.

¡Especial para empresas!

No permitas que la actividad criminal de una persona repercuta en tu negocio, puedes evitarlo con un Plan de Prevención de Riesgos Penales.

Call Now ButtonLlámanos